29 junio 2008

¿Porqué ahora y no antes?

Es curioso el porqué me he decidido a escribir en este blog, la realidad es realmente que me siento mucho mas solo que antes y el tiempo, aprovechándose de su dichosa relatividad, pasa para mi mucho mas lento desde hace un tiempo. No voy a hacerme el autocompasivo, se que estoy triste porque mi pareja me ha dejado después de haber pasado años sin una discusión, la rabia, la desdicha, el buen humor y las ganas de seguir adelante me sacuden como las olas sacuden a un barco en plena tormenta.

Pero para que cuento todo esto.

Debe haber millones de personas que se deben sentir igual, lo que me hace preguntarme si también llegan a las mismas conclusiones que yo. El otro día pensaba en como descubrimos mas sobre nosotros con todas las experiencias que vivimos, y creo que precisamente cuando mas aprendemos es cuando pasamos por situaciones dolorosas.

Cuando estamos dolidos solemos buscarle la razón a nuestro dolor y sufrimiento, y en el proceso nos hacemos muchas preguntas que nosotros mismos tenemos que respondernos. Esa conversión con nuestro yo interno nos hace ver lo que en realidad pensamos y como lo hacemos, nos hacen evolucionar y madurar y si tenemos suerte, tal vez nos hagan esquivar la piedra la próxima vez que nos topemos con ella.

En mi caso me he dado cuenta de que cuando soy feliz (admirenme, he sentido la felicidad) me suelo aislar de mi entorno y dejo de darle importancia a muchas cosas que se merecen algo mas de esfuerzo. Mantener una relación cordial con la gente que conoces, mantener vivo tu cerebro, ser creativo, fijarse mas en todo lo que te rodea... son cosas que olvido y aparto en pos de unas sensaciones placenteras y que como la mala hierba, acaban creciendo y estropeando el jardín que forma mi ser (vaya expresión mas rara me acabo de inventar, por dios)

Debemos grabar en nuestras memorias esas piedras que nos hacen tropezar, debemos seguir aprendiendo sobre nosotros mismos y lo que nos rodea, siempre, pese a que creamos que ya no nos hace falta.

O en el futuro nos arrepentiremos.

1 comentarios:

Javier dijo...

Cuando la felicidad nos llega, cuando estamos agusto con nosotros mismos y todo marcha bien, es normal que descuidemos ciertas cosas, en este estado de embruagadez de felicidad. Al tener todo lo que deseamos.. no luchamos por algo en concreto. Para qué? ya somos felices.
Te doy la razón absoluta en que cuando se está en este estado se descuida a la persona, no hay motivación para la creatividad.
Te pondré un claro ejemplo, yo. Ahora tengo acceso a cosas que antes no tenía y he descuidado a mi persona, mis estudios y algunas veces mis amistades, y todo porque estoy en una especie de burbuja temporal de felicidad...la cual no siempre es verdadera.
Al ser feliz todo pasa más rápido y quizás no nos fijemos en esos detalles... detalles tristes o no que son fulminantes cuando la tristeza nos invade.
Cuando la tristeza llega... cada pequeño detalle nos machaca con una fuerza absoluta, preguntandonos el por qué de las cosas, y torturandonos por ello.
No te heches la culpa de lo que ha pasado, creo que esto es una cosa de dos. No pienses el "qué habré hecho yo para que esto ocurra", ya que solo te servirá para aumentar tu pesar.

No te machaques a ti mismo, más bien piensa en los buenos momentos que tuvisteis y aprende de ello.

Intenta reacer tu vida un poquillo... y para ello no hay nada mejor que marcarse metas, pequeñas metas, para poder conseguirlas poco a poco, sin frustración. Marcate varios objetivos, y alguno caerá. De esta manera te sentirás más útil y saldrás adelante.

Ahora que estás en un momento de reflexión, de creatividad, quizás sea un buen momento para machacarte las neuronas y pensar en algo. Claro, no te machaques demasiado, que no será facil, y no te culpes si a la primera no encuentras nada que te llene.

En fin, estas entradas no solo te ayudan a expresarte a ti, sino que me hacen pensar a mi también y no siempre es malo.
*Esto contesta a lo que dijiste en tus primeras entradas, por lo que estoy más que convencido de que estas reflexiones podrán ayudar a quien las lea y se sienta tan perdido como nosotros.

Por cierto tu vales mucho, y creetelo, te lo digo yo.

Te deseo lo mejor ;)

 

Recortes de mi realidad Design by Insight © 2009