08 mayo 2009

La película de tu vida

¿Cuantas veces habremos pensado que nos gustaría que nuestra vida fuera como en las películas? Todas esas situaciones que solo creemos posibles en la ficción y que anhelamos interpretar en primera persona, sentir la magia, la fuerza...
Y a veces se alinean los planetas y tenemos una película dentro de nuestra vida, y cuando esto ocurre nos damos cuenta de que no leímos el contrato donde nos decía, en letra muy pequeña, que nosotros no podíamos elegir el genero.
Ayer grabé una escena de mi película, bueno, lo cierto es que fue un día intenso de rodaje donde dedique la mayor parte del día a realizar llamadas a mis compañeros de reparto para poder ensayar. Algunos de ellos tenían ensayos para otras películas, otros estaban de viaje de negocios y a algunos no me atreví a llamarlos, porque ellos no ensayan.
Y allí estaba yo, compuesto y sin novio en el peor día para ello, así que decidió que si no tenia nadie con quien ensayar alguna escena, me iría, como tantas otras veces, a grabar un poco de cine mudo.
Tengo una serie, es alternativa y no tiene mucho publico, pero no es algo que haga por el dinero ni por la fama. En ella un chico camina por una gran ciudad armado con una cámara de fotos y cuando roba alguna fotografía es capaz de conocer la historia de las personas que salen en ella, y también le ayudan a comprender un poco mas la suya. He grabado ya unos cuantos capítulos y alguno mas está en camino, es un proyecto interesante y me gusta hacerlo, pero ayer no me apetecía en absoluto tener que dedicarme a mi proyecto en solitario.
Entonces cuando la tarde esta por terminarse, te llaman de la productora y te dicen que seria interesante que fueses a realizar unas pruebas de guión no muy lejos de donde estas, ¿como te vas a negar? El día esta cerca de terminar y lo estas consiguiendo salvar con bastante dignidad, ¿como podemos darle un buen final si no es quitándole de encima unas pruebas de guión que no te dejan pensar en tus otros proyectos?
Y me puse a caminar hacia el estudio, podría haber ido en metro pero el día era lo suficientemente bonito como para no hacerlo y que puñetas, adoro pasear. El trayecto se me hizo bastante corto ya que mientras iba hacia allí pude ver que se acercaba la época de los taquillazos, un montón de personas realizaban sus ensayos para la cantidad de películas que entrarán en cartelera proximamente. Este año sera espectacular, hay un montón de elementos innovadores que desde las productoras han integrado en las películas que están por venir, "el efecto crisis" o "el plano corto del paro" son algunos de los que seguro tienen mas éxito, ya vereis.
Bueno, finalmente llegué al plato, y lo hice antes de tiempo. Cuando vi a mis compañeros de reparto casi podía escuchar la voz del productor decir con voz maliciosa "mira, como has llegado bien pronto, vamos a pasar de ensayos y grabemos alguna escena"
Yo no me esperaba nada de eso, me habían engañado. y a juzgar por las caras de los demás al verme aparecer, a ellos también les pilló por sorpresa.
Presa del miedo escénico empecé a interpretar con toda la naturalidad de la que podía hacer gala, los otros actores me intentaban dar replica con una visible incomodidad ante una interpretación improvisada y pobre. Para que os hagáis a la idea os puedo hacer un pequeño script de la escena, ya vereis.

La película de tu vida / escena 070520092030 / toma 1:
El protagonista camina de manera decidida hasta el vestíbulo de la estación donde el espera ver llegar en cualquier momento a cierta persona. De repente se para en seco, se da cuenta de que esa persona ya esta allí y que no está sola, entonces durante un segundo piensa en dar media vuelta y refugiarse en la esquina mas cercana, pero se da cuenta de que es una tontería y se acerca a los otros personajes.
- h-hola.
- ¡hola! -contestan, mientras cualquier atisbo de sonrisa en sus rostros es sustituido inmediatamente por gestos de sorpresa.
Después de esto, nuestro personaje intenta salvar la situación con algún dialogo cordial, pero de su boca solo salen tonterías y su cerebro le dice que es un estúpido. Mientras conversan, como una broma pesada, le llega el eco de la música que suena en sus auriculares.

"He tirado bolsas llenas de ansiedad y aquellos defectos que uno guarda por guardar. Ya no sé quien soy, tan sólo sé que hay más luz de lo habitual. Mira ..."

Es una escena corta, en ella después de que se despidan, nuestro protagonista emprende el camino a casa pensando en lo triste de la situación y lo mucho que lamenta no haber sabido aprovecharla para darle la vuelta y convertirla en un momento menos penoso, pero llega a la conclusión de que realmente no todo solo depende de el.

PD: Proximamente grabaremos la siguiente escena, donde se despierta a las 10 de la mañana y en vez de pasar del tema, se pone a escribir cosas en su blog evitando contarlas como deben ser y tratando de terminar la entrada cuando ya no está solo en la habitación.

5 comentarios:

Trolex dijo...

Buena historia ;D, por cierto! mañana estreno del segundo capitulo de Tears of Gaia no te lo pierdas!!!!

Ilan Doyle. dijo...

Me encanta.
Es tan real...

Neoand dijo...

Ilan, tan real como la vida misma, dirian algunos. Y además, con los revisionados, como en el cine, nunca cambia el final.

Aunque podria hacer una version del director... :P

Ilan Doyle. dijo...

Jajaja no estaría mal.
Si haces la versión del director también reclamo las tomas falsas :)

Anónimo dijo...

En esta entrada consigues, o al menos me lo parece a mi, que te olvides de lo q es real y no, y creo q llegas a confundirte a veces (yo me dejado llevar x la lectura y me ha pasado xD)

Uno de tus escritos "realidad en ficción" (el género q me acabo de inventar, creo xD) mejor conseguidos. Congratulations(Y)

=) la anónima mujer del Pere

 

Recortes de mi realidad Design by Insight © 2009